5 Sorprendentes problemas de salud relacionados con la falta de sueño

5 Surprising Health Problems Tied to Poor Sleep

Una buena noche de sueño va más allá de ayudarte a mantenerte fresco en la oficina al día siguiente.

Eso es importante, por supuesto, y en mi vida personal he intentado centrarme aún más en conseguir un sueño de calidad en el 2020; mi horario puede ser agitado, por lo que un buen sueño es importante, simplemente para luchar contra la fatiga. (Y tengo que decir que el Chilipad ha hecho que sea especialmente fácil dormirse últimamente manteniendo mi cama agradable y fresca).

Pero hay más que eso. La falta de sueño está relacionada con varios problemas de salud preocupantes, y algunos de ellos pueden ser sorprendentes de descubrir.

Esta semana, quiero compartir una rápida mirada a cómo un mal sueño puede llevar a graves problemas de salud – y algunos consejos para asegurarse de que usted está recibiendo el descanso que necesita.

Obesidad

Empecemos con algo que a todos nos importa: nuestra cintura. Dormir mal no es bueno para ellos.

Las investigaciones muestran que la privación de sueño lleva a un aumento de peso debido a múltiples cambios en el cuerpo.

Cuando no se duerme lo suficiente, el cuerpo reduce la liberación de leptina, una hormona que ayuda a suprimir el apetito y anima al cuerpo a utilizar la energía.

La falta de sueño también lleva al cuerpo a ganar más peso: un interesante estudio de 2018 mostró que una semana de sueño de 5 horas por noche llevó a los participantes a ganar un promedio de 2 libras. Los investigadores descubrieron que quedarse despierto hasta tarde cambió los hábitos alimenticios de los participantes y los hizo comer menos alimentos saludables.

Esta es una tendencia constante a lo largo de años de investigación. Las personas que duermen menos de 6 horas por noche tienen más probabilidades de tener un índice de masa corporal más alto; los investigadores creen que un sueño deficiente altera el equilibrio hormonal del cuerpo y provoca un menor control del apetito y el metabolismo.

En resumen: si estás tratando de prepararte para la temporada de playa, poner el sueño en un segundo plano no va a ayudar.

Diabetes

Esto va de la mano con el número anterior: la falta de sueño contribuye a la diabetes.

En particular, la diabetes de tipo 2 es más común para quienes sufren de privación de sueño que para quienes duermen al menos 7 horas cada noche. Esto es especialmente cierto en el caso de los adultos de mediana edad y los adultos mayores, en los que quienes no duermen lo suficiente cada noche tienen el doble de probabilidades de que se les diagnostique diabetes de tipo 2.

Eso es porque el sueño ayuda a regular la glucosa y, como se mencionó anteriormente, el metabolismo. La privación de sueño también lleva a un aumento del cortisol, que puede hacer que las células sean más resistentes a la insulina.

He escrito mucho sobre la conexión entre el mal sueño y la diabetes en el pasado; puede leer más aquí si quiere.

Enfermedad cardíaca y ataque cardíaco

Tu corazón, al igual que el resto de tu cuerpo, necesita dormir para funcionar mejor.

Esto es evidente, después de que varios estudios hayan demostrado que la falta de sueño contribuye a los factores que conducen a las enfermedades cardíacas. El año pasado, investigadores de la Universidad de Tufts observaron a casi 4.000 participantes sanos, a los que se les controló y se les hizo un seguimiento del sueño. Los participantes que menos durmieron tenían la acumulación de placa más dañina en sus arterias, lo cual es un signo temprano de enfermedad cardiovascular y aumenta el riesgo de ataque al corazón. Esto es cierto sin importar la edad, el peso o si el participante fuma o hace ejercicio regularmente.

Al mismo tiempo, la falta de sueño se ha vinculado a un aumento de la presión arterial. Durante un período prolongado, esto lleva a que más placa bloquee las arterias coronarias. Sin embargo, quizás lo más alarmante es que aquellos que duermen 6 horas o menos tienen un 20% más de probabilidades de sufrir su primer ataque al corazón, en comparación con aquellos que duermen entre 6 y 9 horas cada noche.

Función inmunológica

Aquí hay algo que hay que tener en cuenta, sobre todo cuando todavía hace frío fuera: Tu cuerpo lo pasa mucho peor luchando contra la enfermedad y la dolencia cuando está privado de sueño.

Lo que hay que recordar es que un mal sueño reduce la producción y la liberación de citoquina, una proteína versátil que ayuda al sistema inmunológico a responder a las amenazas. Cuando se está privado de sueño, el cuerpo no es capaz de actuar tan rápidamente, o de enviar tanta citoquina, para contrarrestar cualquier problema con el que se pueda encontrar.

Una investigación realizada por la Universidad de California en San Francisco mostró la importancia del sueño para la función inmunológica en 2015. Los participantes tuvieron su sueño monitoreado por una semana, y luego fueron expuestos al virus del resfriado común. Los resultados fueron sorprendentes, ya que los participantes que durmieron 6 horas o menos cada noche tuvieron 4,2 veces más probabilidades de contraer el resfriado que los voluntarios que tuvieron un descanso de calidad.

Para evitar el virus del resfriado anual y mantener el sistema inmunológico preparado para combatir amenazas aún mayores, el sueño es vital. También me gusta el té de hongos piqué para ayudar.

Bajo deseo sexual

He dejado para el final el problema más alarmante. La falta de sueño, en pocas palabras, mata tu deseo sexual. Esto va tanto para hombres como para mujeres, también.

Para los chicos, tu cuerpo necesita dormir para producir testosterona. La mayor parte de la producción de testosterona ocurre durante el sueño, principalmente durante el sueño REM, el período de la noche asociado con el sueño.

Pero cuando se pierde el sueño, también se reduce la producción de testosterona. Esto es un problema, porque menos testosterona se correlaciona típicamente con un menor deseo sexual. Un estudio encontró que, después de una semana de dormir 5 horas cada noche o menos, los participantes masculinos reportaron una caída del 15% en la producción de testosterona. Vaya.

(Si está buscando una ayuda natural para dormir que le ayude a dormirse más rápido y a mantener su energía durante el día, consulte Sleep Doctor PM).

La falta de sueño también disminuye los deseos femeninos. La falta de sueño, según las investigaciones, lleva a una peor lubricación vaginal y a una mayor excitación ginal para las mujeres, dos componentes necesarios que hacen que el sexo sea más placentero y menos doloroso.

Y esta será obvia: cuanto más cansado estés, menos te inclinarás a tener sexo. Alrededor del 25% de los estadounidenses casados han dicho que la fatiga causada por la falta de sueño es la razón principal por la que no tienen sexo.

Si quieres mejorar tu vida amorosa, empieza por dormir más.

Consejos para dormir mejor

Bien, bueno, acabo de pasar un buen rato asustándote sobre las desventajas de un mal sueño.

Pero la buena noticia es que arreglar este asunto no requiere necesariamente mucho trabajo. Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a dormir mejor:

  • Tengo un plan: Este es tu punto de partida. Para dormir mejor, debes establecer un plan para cuando quieras estar en la cama y cuando quieras levantarte por la mañana. Sé que esto puede ser difícil, entre el trabajo y la crianza de una familia, pero es factible. Mira mi entrada en el blog de la Calculadora de sueño, que te ayudará a averiguar la mejor manera de conseguir las 7,5 horas de sueño que necesitas cada noche. (Conocer tu cronotipo también te ayudará a entender tus preferencias individuales de sueño. Encuentra más información aquí: www.thepowerofwhenquiz.com.)
  • Báñate: Un baño caliente antes de dormir puede ayudar a estimular la circulación de la sangre e, irónicamente, mantenerte más fresco por la noche. Esto le ayuda a evitar despertarse durante la noche y le da una mejor oportunidad de completar las cuatro etapas del sueño. El baño tampoco tiene que ser tan largo. Sólo 10 minutos en la bañera, una o dos horas antes de acostarse, ayudarán.
  • Limitar la luz azul: La electrónica hace más difícil que nos durmamos y que entremos en el sueño REM. Eso se debe a que nuestras pantallas emiten luz azul, que bloquea la liberación de melatonina y puede retrasar nuestros cuerpos una hora, incluso cuando nos dormimos a una hora razonable. En un mundo perfecto, no usaríamos nuestros dispositivos una hora detrás de la cama, pero sé que es difícil, así que diseñé un par de gafas de bloqueo de la luz azul de primera calidad que son elegantes y te ayudan a dormir más rápido.

Eso es todo por hoy, pero espero que hayas aprendido un poco más acerca de por qué estoy tan decidido a ayudarte a dormir lo mejor posible – ¡nuestra salud depende de ello!

Deja un comentario